Scalebound : Un año después de su cancelación

 

Scaleboud: primer aniversario de un día aciago…

 

Así es, por muy bueno que nos parezca ahora y estemos llevándonos a la boca estos deliciosos frutos que nos ha dado este ya pasado 2017 en materia videojueguil, lo cierto es que un año atrás del momento en el que estoy escribiendo estas líneas, los jugadores recibíamos una noticia que caía como una losa encima de nuestras cabezas: Scalebound estaba cancelado.

A través de Windows Central y tras una serie de rumores que empezaban a hacerse víricos, Microsoft dictaba, entre otras cosas que “Microsoft Studios ha tomado la decisión de finalizar el desarrollo de Scalebound”.

Por si existe algún afortunado que no sabe o no se acuerda de lo que aquí se trata, es deber decir que Scalebound era la exclusividad estrella para el ecosistema Xbox en 2017. Se nos presentaba por primera vez en un espectacular tráiler cinemático en el E3 de 2014. Un desarrollo que condensaba dragones, combates al estilo hack´n slash y unos aires muy JRPG en un juego de acción en tercera persona, cuyo desarrollo corría por cuenta de Platinum Games (concretamente por el equipo de Hideki Kamiya), y cuya edición y producción corría por parte de Microsoft.

 

Scalebound[1]

 

Decidme, ¿no os parece que tiene todos los ingredientes de un juego por el que suspirar?

Por si fuera poco en la Gamescon de Colonia de 2015 nos mostraron ya un gameplay en directo llevado cabo por el propio Kamiya y  en el E3 de 2016 otro más, dando a entender que el desarrollo se encontraba en un estado muy avanzado… ¡Que ilusos!.

Siempre que en nuestras vidas sucede algo que nos disgusta, tratamos de buscar culpables. Alguien en quien poder descargar esa frustración e impotencia que sentimos, para así hacer más llevadero ese pesar.

En esta película existen dos actores principales: Microsoft y PlatinumGames y se han escuchado y leído todo tipo de elucubraciones acerca de la culpabilidad de la cancelación, algunas más creíbles, y otras menos.
Entre algunas de estas, me gustaría destacar las que para mí podrían tener más tino y acercarse a esa realidad que seguramente nunca conozcamos a ciencia cierta.

Unos señalan a Microsoft como máximo responsable, alegando una imposición por parte de esta a Platinum Games en mitad del desarrollo. Tal imposición consistiría en agregar un cooperativo a cuatro jugadores, que con el juego ya casi finalizado resultaría poco menos que rehacer todo el trabajo.
Está suposición tiene como base el último gameplay mostrado, en el que nos enseñaban ese modo de juego en concreto. Ante esta imposición, se habría iniciado un conflicto que terminó en lo que ya sabemos.

Otros señalan como principal culpable a la desarrolladora, centrándose en la figura de Kamiya. Por todos es conocido el “especial” carácter del amigo Hideki, quien nunca se ha caracterizado por tener buenas relaciones con las productoras en sus diferentes videojuegos. Si a esto le sumamos la falta de resultados en el desarrollo de Scalebound, pues el juego ya había sido retrasado dos veces, y la posible fuga de capital hacia otros desarrollos internos (ejem, ejem, Nier), tenemos otro coctel con forma de dedo acusador señalando a PlatinumGames.

Como ya he dicho, esto son sólo elucubraciones y a título personal creo que ambas partes tienen repartida la culpa de una forma más o menos equitativa.

La única certeza que tenemos hoy, un año después de esta nefasta noticia es… que todavía duele.

Por DaniReq

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s