¿Tienes PenDrive sin usar?, te vamos ayudar a darle mucha utilidad

Puede que ya sepas lo que es un USB Vivo o ‘Live USB’, pero si no es así, vamos a verlo en este artículo, y también aprenderemos qué podemos hacer con uno (o varios).
La mayoría de la gente tiene la idea de que para poder utilizar un ordenador de escritorio (sobremesa) o un portátil, es necesario que el mismo contenga un sistema operativo en su memoria principal. Esto no es así desde hace unos cuantos años…

Cuando un ordenador se enciende, es su Chip BIOS el que se encarga de gestionarlo todo, en resumen diremos que primero comprueba el correcto funcionamiento de todas las cosas conectadas a la placa base / placa madre / mother board / main board (según donde vivas la conocerás por uno de sus nombres). Una vez que el chip da por comprobados todos los dispositivos conectados, busca en el disco duro un sistema operativo instalado, y si lo encuentra lo inicia.

Podemos dejar la BIOS como viene de fábrica, o podemos especificar en qué dispositivos queremos que busque sistemas operativos, y de haberlos en varios, cual es el orden de preferencia. Hay gente que tiene como orden preferente de arrancado: 1º CD/DVD, 2º Disco Duro; otros tienen como orden: 1º CD/DVD, 2º USB, 3º Disco Duro; en mi caso en primer lugar tengo USB y en segundo lugar Disco Duro (no, no tengo CD/DVD).

SelectorArranque
En una de las opciones de la Bios o incluso en algunos equipos entrando con F2 o Escape podremos seleccionar el arranque.

 

Cómo configurar esto de la BIOS, ¿tiene que ver UEFI?

BIOS y UEFI digamos que es lo mismo. Los ordenadores vienen con BIOS algo así como desde 1.975, y con UEFI desde 2.010. En resumen diremos que UEFI es algo así como un BIOS 2.0, mucho más estable, rápido, y seguro. BIOS puede arrancar sistemas operativos desde memorias de hasta 2 TB, mientras que UEFI desde memorias de hasta 10.000 TB.

Para acceder a la BIOS de un ordenador, es muy sencillo, simplemente debemos encender el dispositivo, y pulsar ‘DEL’, ó ‘Supr’, ó ‘F-2’, ó ‘F-12’, ó ‘0’. Una vez dentro, podremos modificar la configuración, y podemos salir guardando los cambios, o sin hacerlo (si nos hemos arrepentido).

Debemos buscar entre su pequeño menú ‘ARRANQUE’, o ‘BOOT’, y ahí es donde configuraremos el orden de preferencia de los dispositivos desde los que queremos poder arrancar. Normalmente podemos indicar hasta tres dispositivos diferentes. Debemos tener cuidado porque algunas BIOS son algo “raritas” y debemos habilitar en alguna casilla/opción adicional algo para permitir arrancar desde USB, eso ya depende de cada modelo de BIOS. Supongamos que no tenemos una BIOS super rarita: guardamos los cambios, y salimos de la BIOS, lo que dará lugar a un reinicio del PC.

UEFI-Config

¿Qué es un ‘Live-USB’ ó USB Vivo?

 

Estamos acostumbrados a que cuando iniciamos un ordenador con un CD/DVD/USB conectado, si la BIOS está configurada para iniciar el sistema contenido en estas memorias, podamos ver alguna herramienta muy concreta: un instalador de sistema operativo, un antivirus, un recuperador de copias de seguridad,… pero… ¿si podemos iniciar una aplicación simple, no podríamos iniciar algo más complejo? Pues sí…

Fue por 1.995 nada menos, cuando los desarrolladores de ‘Yggdrasil Linux‘, una empresa de California, desarrollaron el primer Live CD, que era un CD con un sistema operativo Linux completo y funcional. Al iniciar el ordenador, cargaba los drivers/controladores necesarios, y podíamos hacer un uso completo del mismo, conectar a Internet, ver, editar, y eliminar contenido de los discos duros…

Esto venía muy bien porque podíamos llevarnos nuestro propio sistema operativo a cualquier parte en un CD, pero esto tenía un problema: si realizábamos alguna modificación, al apagar el ordenador se perdía… Entonces aparecieron los Live USB que permitían “persistencia” (nos permitían usar realmente la memoria USB como si fuese un disco duro, pudiendo modificar nuestro mini-sistema operativo. Creo que la pregunta ‘¿qué podemos hacer con un sistema operativo?’ sobra, pero vamos a enumerarlas por si alguno no tiene suficiente imaginación:

Posibilidades infinitas con ‘Live-USB’:

 

1º Podemos probar la compatibilidad de un sistema operativo con nuestro ordenador sin tener que instalarlo. Cosa que viene bien cuando queremos probar si nos gusta o no, la idea de tener GNU/Linux en nuestro equipo ¿Cómo se ve Debian? ¿Cómo se ve Arch? ¿Me gusta más Linux Mint con Gnome ó con KDE ó con XFCE ó con Mate…?

2º Podemos reparar nuestro Windows u otros sistemas operativos, reparando archivos críticos desde nuestro sistema operativo del USB (ahora hay pendrives de 8, 16, 64 GB y mucho más).

3º Podemos hacer copias del disco duro donde tenemos el sistema operativo, administrar las particiones en que dividimos los discos duros de nuestro ordenador, restaurar una copia de seguridad de una partición en otra, pasar el contenido de los archivos a través de un antimalware,…

KasperskyRescueUSB

¿Cómo se crea un ‘Live-USB’ o USB-Vivo?

 

Antes había que ser un ingeniero para ser capaz de crear estas maravillas, pero gracias a geniales desarrolladores, tenemos herramientas que nos facilitan la vida en este sentido. Las principales herramientas recurridas para esta función son: http://www.linuxliveusb.com/ y https://rufus.akeo.ie/?locale=es_ES

Yo he usado más habitualmente LinuxLiveUSB, aunque también he probado Rufus sin ningún problema. Ambas para ser usadas deben ser descargadas e instaladas (podemos no instalarlas bajando de la propia página la versión ‘portable’). Por otro lado para disfrutarlas, deberemos de descargar el archivo .ISO (imagen de CD/DVD) con el sistema operativo (o herramienta) que queremos probar*.

* No todas las ISO de sistemas operativos contienen sistemas operativos usables directamente desde CD/DVD/USB, unas sí, pero otras son simplemente el CD/DVD/USB de instalación del sistema operativo (usb/CD/DVD bootable/arrancable). (Lo aclaro por si alguien se encuentra con que al ir a probar una distribución, se encuentra con que sólo le deja instalarla).

 

LinuxLiveUSB

 

Supongamos que tenemos el archivo .ISO descargado y la herramienta (LinuxLive o Rufus) iniciada. Pues ahora simplemente nos quedan unos pocos pasos:
a) conectamos el USB que queremos usar como ‘Live-USB’ (recomendable que tenga un espacio libre de 1 a 8 GB libres según la distro tipo Linux que elijamos; si es tipo USB 3.0 mejor que 2.0, ya que cuanto más rápido sea, más rápido veremos funcionar el Live-USB).

b) indicamos a la herramienta qué USB es el que queremos convertir en Live-USB.
c) indicamos a la herramienta dónde tenemos el archivo .ISO
d) indicamos a la herramienta si queremos o no formatear el USB antes de comenzar el proceso (suele ser recomendable, por lo que mucho cuidado con usar un USB con datos que no queramos perder)
e) * con LinuxLiveUSB, según que distribución gnu/linux estemos queriendo probar, en algunas nos permite disponer de PERSISTENCIA, esto es, disponer de parte del espacio libre del USB como zona usable desde el sistema operativo del USB, que no se perdería al apagar el ordenador.
f) pulsamos el botón correspondiente: Empezar, Iniciar, Crear,… Y en unos pocos minutos tendremos un USB para hacer nuestra “magia”.

Rufus

 

Microsoft Windows también está disponible en Live-USB

Originalmente, Microsoft nos permite una herramienta para generar un USB para instalar Windows 10 (aunque también con Win 8, y 7) El caso es que este USB es simplemente bootable/arrancable (no Live), no nos va a dejar USAR un Windows, sino únicamente instalarlo. Pero existe un salvador, una herramienta llamada WinToUSB (ahora WinToGo), la cual es la bomba ya que nos permite crear un Live-USB, tener nuestro propio sistema operativo transportable a cualquier lugar del mundo (con nuestros programas y/o documentos incluidos):

A) De forma similar a LinuxLive o Rufus, nos permite usar una .ISO de instalación de Windows, nos genera un USB-Live con un Windows usable en la máquina donde lo usemos como Live-USB.

B) Nos permite hacernos una especie de Backup de nuestro Windows instalado en el Disco Duro interno de nuestro ordenador, en un USB o Disco Duro externo, y dado que en el de nuestro disco duro interno ya tenemos todos nuestros programas y controladores de la impresora, tarjeta gráfica, y demás… todos instalados, pues en la “fotocopia” que se generará en el USB/Disco duro externo, estará igual todo dispuesto (con la diferencia de que notaremos la penalización en velocidad que implica que el “disco duro” se comunica a través de un puerto externo que siempre será más lento que un puerto interno)

* Mientras que para el CD/DVD/USB booteable/arrancable que nos crea la herramienta oficial de Microsoft funciona correctamente en un USB 2.0, y con 8 GB tenemos suficiente, no pasa lo mismo cuando nos vamos a un Live CD/DVD/USB, ya que aquí estamos usando un sistema operativo completo… en esta opción se desaconseja usar CD/DVD y también se desaconsejan USB 2.0, se recomienda usar USB 3.0 o superior ya que el gran tráfico de datos haría insufrible usarlo en un puerto lento como es USB 2.0. Por otro lado 8 GB es insuficiente, mínimo creo recordar que son 16 GB, y recomiendan los usuarios un PENDRIVE de 32 GB para que el sistema vaya fluido…

¿Que cosas suele hacer Patxi con estos USB?

La opción que presenta WinToUSB/WinToGo es muy muy muy atractiva para muchos, lo se, si cambiáis de ordenador en ordenador por cuestiones de viaje/trabajo y no queréis gastar el dinero en un portátil, un buen disco duro externo es una alternativa, ya que podréis hacer vuestras cosas en cualquier lado donde exista un ordenador portátil o un ordenador sobremesa/escritorio que tenga un puerto USB 3.0.
* Obviamente en esta circunstancia habría que atender cuidadosamente las buenas costumbres de COPIAS DE SEGURIDAD, y sobre CIFRADO de información sensible.

Yo particularmente tengo varios USBs por casa… suelo revisar que funcionen de tarde en tarde (ya que como todo, a veces se estropean, y más vale ser previsor). Entonces al tener varios aprovecho para tener varios USBs especiales:

Tengo uno hecho con LinuxLiveUSB con el CLONEZILLA, para poder hacer y restaurar copias de seguridad de mi disco duro donde tengo instalado Windows 10 y Linux Mint en mi ordenador principal. Se que Windows tiene herramientas propias de restauración del sistema, pero hay ocasiones en que no son suficientes, mientras que el CLONEZILLA nunca falla, y en 20 minutos está hecho todo.

Tengo uno hecho con la herramienta oficial de Microsoft con Windows 10 listo para ser instalado, ya que siempre hay que tener un plan B (las copias de seguridad de sistema ahorran mucho trabajo, porque están actualizadas, y no tengo que instalar nada ya que tengo todo instalado, mientras que en una instalación limpia de Windows 10, despues queda la hora de actualización, la hora de instalar drivers/controladores, la hora de instalar las aplicaciones que uso regularmente,… varias horas).

Tengo uno hecho con LinuxLiveUSB con mi GNU/Linux Mint XCFE, el cual uso como USB de batalla, dado que es un USB de 32 GB y el Linux no llega a ocupar 2 GB, pues me quedan 30 GB para lo que sea (aunque no se ni pa qué porque casi siempre ando con mis lios de programación, así que sólo llevo PDFs con manuales, y código fuente que para el que no lo sepa, es como archivos de texto tipo .txt que no ocupan apenas nada). Pero ya sabemos que la capacidad en el USB, el Dinero en el Banco, y la Salud, son cosas que nunca sobran.

 

Tal vez te puede interesar:

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s