Analisis: Hellblade en Xbox One

Me llevé una alegría cuando recibimos la noticia de que Hellblade: Senua´s Sacrifice vería la luz en la plataforma Xbox, tras su paso por PlayStation 4 y PC unos meses atrás. Se había hablado bastante de él y una opinión parecía ser unánime: estábamos ante un juegazo.

Antes de empezar…¡Guerra de exclusivos!

 

Pongámonos en situación y tratemos de contextualizar el marco en el que este juego salió a la venta: el año pasado se creó el mantra de ausencia de juegos sobre la plataforma Xbox, mantra que se reafirmaba en que una serie de títulos de importancia considerable salían en la plataforma de competencia más directa, es decir PS4, y no en Xbox. Entre esta serie de títulos, se encontraba Hellblade, que pese a encontrarse disponible también en PC, siempre formaba parte de las listas dictadas por esas personas que parecen tener un interés enfermizo en que la  plataforma azul se proclame campeona y ganadora indiscutible de esta engañifa llamada “guerra de consolas”, y se catalogaba esta obra de la que vamos a hablar como “imprescindible” en la ludoteca de cualquier amante de los videojuegos.

Bien, quitado ya ese velo de ilusoria exclusividad que cubría el juego, pues desde Abril es un juego multiplataforma a todas luces, me gustaría analizar este título con la certeza de estar hablando de él como juego cuyo divertimento puedo disfrutar en cualquier hardware que sea capaz de moverlo.

Analizando el juego

¡No!, Hellblade no es un Dark Souls o juego de Aventura RPG

batch_393f419d-a87a-4c85-b4f4-c8c536d09abf_Thumbnail.PNG

Personalmente, he de decir que la aceptación que ha tenido el juego por mi parte ha sido irregular, dependiendo de la fase en la que me encontraba. Las primeras horas con el juego eran ilusionantes, se me habría una historia ambientada en la cultura nórdica (ahora tan actual en los videojuegos gracias a God of War) y de inicio, la obra te da en las narices con lo que son sus apartados más sólidos:

–          Visualmente: lo que nos entra por los ojos es un apartado gráfico soberbio. Brillos, iluminación, multitud de detalles y texturas que alcanzan cotas fotorrealistas. Artísticamente luce un tono nublado, melancólico y hasta lúgubre que envuelve toda la aventura que le sienta como un guante.

–          Sonoramente: lo que nos entra por los oídos, lejos de desmerecer el anterior apartado, lo supera. Se afana en replicar y hacerte sentir lo que la protagonista de nuestra historia, Senua, siente. Senua padece una enfermedad mental (psicosis paranoide presumiblemente) que le hace escuchar voces cuyo origen no es otro que su propia mente. Para esto, es el propio juego quien te recomienda el uso de auriculares en una pantalla de carga antes de empezar el juego, y esto hace que empatices con la protagonista de una forma magistral, simulando las diferentes voces que ella tiene en su cabeza y sus diferentes procedencias (izquierda, derecha…) Con todo esto, el apartado sonoro hace que se suba un escalón más en el disfrute de este título, y creo que es un área donde no se han escatimado recursos a la hora de trabajar en él y se nota de una forma sobresaliente.

–          Narrativamente: se nos cuenta una historia lineal y muy bien llevada, complementada por diferentes tótems que iremos desbloqueando y que nos darán información adicional de la cultura en la que estamos inmersos en forma de cuentos y mitos.

A medida que iba avanzando la llama de la sorpresa se me iba apagando, y se me antojaban carencias del título que paulatinamente iban cobrando más relevancia.

–          Echaba de menos la acción, los combates son escasos y poco profundos, algo que me ha chocado, viniendo de la misma desarrolladora del DmC, cuyo sistema de combate es muy elaborado. Y es eso, los combates son pocos, pero si fuesen más la cosa no mejoraría, pues el sistema de lucha que tiene no da para mucho, y de ser más abundantes, el juego seguramente acabaría cayendo en el tedio.

–          El avance del personaje por los escenarios se me hace lento, y aunque este Hellblade te viene con tres modos de juego (Xbox One X) comprendidos en resolución (4K) gráficos a tope y rendimiento (60 fps), pese haber escogido este último, el manejo del personaje no deja de parecer un tanto pesado.

–          La interacción con el escenario es nula. A pesar de ser espectacularmente realista, no deja de ser una estampa inerte a través de la cual avanzamos, pero con la que nunca interactuamos.

Con estas impresiones tan diametralmente opuestas, enfrenté las horas finales del juego con bastante interés en la historia que me contaba, y con unas expectativas más acordes a lo que el título me estaba dando. Cuando lo terminé, mi opinión sobre él era bastante sólida y en general positiva.

batch_541278b2-05ed-4aae-bf3f-8761d3d2f57d_Thumbnail.PNG

En Conclusión

 

Un videojuego, por el simple hecho de ser exclusivo, semiexclusivo o multiplataforma, no es ni mejor ni peor. Todas la obras tienen algo que contarnos, y el hecho de que lo puedas disfrutar en uno, dos o veinte máquinas diferentes no cambia lo que tenga que decirnos.  Los Mario, Uncharted o Halo, ¿Estarían igualmente valorados si su naturaleza de exclusividad se hubiese obviado? Me gustaría pensar que sí, aunque siempre dejo un hueco en mi reflexión para permitirme una duda razonable a colación de esto.

Tras haber jugado a esta obra, puedo decir que estamos ante un juego que hace muy bien muchas cosas, y otras no tanto. Me he encontrado en él a un buen juego, pero no un juegazo, tal y como se ha dicho en tantos colectivos.

Finalmente, he de decir que como recomendación, esta Hellblade tiene mi beneplácito por dos añadidos a lo ya comentado. Uno es su precio reducido (yo lo he adquirido por 27 € en prelanzamiento) y el otro es su apoyo a asociaciones con fines no lucrativos de enfermedades mentales. Creo que son dos detalles igualmente valorables a la hora de decidirnos sobre la compra del juego.

 

Estos son mis puntos de vista en lo referente a Hellblade: Senua´s Sacrifice, ahora te toca a ti tener los tuyos. ¡Nos leemos!

Compra Hellblade: Senua´s Sacrifice

Instant Gaming – Steam  29,99€

Xbox Live – 29,99€

Playstation Store – 29,99€

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s