Guía de compra de Tv: El Tamaño ‘Importa’

Cuando un cliente viene a comprar un televisor, la primera pregunta que siempre hago es, —”¿de que tamaño había pensado?” y la respuesta de la mayoría de ellos siempre es equívoca, —”de 37 ó 40 pulgadas, más de 42, ¡no!”.

Ahora es cuando les hago la pregunta de, —”¿a que distancia lo va a ver usted?”…—”uno tres o cuatro metros…”
Lo curioso de esta respuesta es que el cliente cuando entra en la tienda lo primero que ve son pantallas gigantescas, acercándose casi a un palmo para deleitarse con las demos 4K en televisores de 65, 75 y 82 pulgadas.

Por ello y antes de seguir, es el momento de explicar realmente la distancia que necesitamos para ver la televisión hoy día.

El contenido que consumimos hoy está muy por encima de la calidad y resolución del de hace unos años

 

Volvamos a la era donde existían los televisores plasmas, donde sus enormes pantallas de la época, entre 37 y 80 pulgadas (lo normal era que viéramos modelos de menos de 50″, en su mayoría 42 a 46 pulgadas), emitían contenidos en SD (720×576) y no en HD(1920×720). Estos tipos de paneles no tienen ni por asomo la calidad que se ha ido consiguiendo con el paso del tiempo y mucho menos si los comparamos con los modelos de hoy día, por lo que ese tipo de pantallas, obligaban a ver el televisor a bastante distancia, ya que si nos acercábamos demasiado, la calidad era nefasta.

Los tiempos cambian y sobre todo las tecnologías y  los contenidos. Hace unos años eran los modelos FullHD los que inundaban los stands de las tiendas, hasta que han llegado lo que hoy conocemos como los modelos UHD ó televisores 4K.
Aunque muchos no lo crean y sigan diciendo que no hay contenidos y todo es una estrategia de marketing para gastar más dinero, pero quizás cuando terminéis de leer este artículo sacarás tus propias conclusiones y es posiblemente veas que no es para nada así, teniendo todo su lógica.

Resolución, Píxeles y (ppp=pixel por pulgada)

Un televisor se compone de un panel con un cierto tipo de resolución, esta resolución son líneas verticales y horizontales y dentro de cada línea tenemos miles de píxeles.
Los píxeles son esos cuadradítos diminutos que componen las imágenes. Cuantos más tengamos, más nitidez tendremos en estas.
Partiendo de las misma resolución, si el tamaño de la pantalla es mayor, estos píxeles estarán más distanciados, (ppp=pixel por pulgada) por lo que generarán más difuminado o imágen turbia de pantalla y el problema de tener que ver el televisor desde más distancia para engañar un poco a nuestros ojos y verlo como si tuviera, digamos “más calidad”.

Gracias a una calculadora de pixeles por pulgada que ya usé en este artículo explicando a la hora de jugar en un TV vs Monitor, (la calculadora de dpi) os voy a mostrar por qué era necesario el salto de resolución, sobre todo enfocado a televisores más grandes.

Partiendo del cien por cien de la nitidez, de la perfección, si queremos ver lo más cerca posible una pantalla con una resolución FullHD (1920×1080) sin perdida alguna, debemos de buscar un televisor de 22″. Ahora mismo te has quedado con la boca abierta, lo sé.
Os muestro la distancia del pixel por pulgada de un modelo con una pantalla de 24″, como vemos ha pasado a ser 91,79, por supuesto que esto no es nada malo, ya que podremos verlo a menos de un metro y se verá perfectamente bien su imagen, caso de los monitores de PC FullHD.

batch_01
Seguimos con televisores y misma resolución. Ahora nos vamos a 42 pulgadas, vemos que la pantalla aún tiene más distancia de sus ppp, llegando prácticamente a la mitad de su calidad, y de momento estamos en 42 pulgadas, ni que decir en 50″ donde se nos quedaría muy por debajo del 50.

 

batch_42

Cuanto más grande sea el televisor y partiendo siempre de la misma resolución, los pixeles estarán mas distanciados, por lo que tendremos cada vez menos nitidez de pantalla, como si se hiciera un zoom, obligándonos a distanciarnos más para no ver las imperfecciones de cerca por la distancia de los píxeles. ¿Vas pillando el concepto?.

Bendito 4K (UHD)

 

Con la llegada de los paneles 4K (3840x2160p), hace que podamos optar por televisores más grandes pero con muchos más pixeles en el panel, por lo tanto tendremos menos distancia entre unos y otros, esto hace que incluso una imagen en FullHD se pueda visualizar más cerca en una pantalla UHD que en una del mismo tamaño FullHD, gracias a que el pixel por pulgada tiene menos distancia y mostrará menos imperfección o defecto.

Así que un televisor de 50″ que antes no llegaba ni al 50% de su nitidez total, ahora estamos casi en un 90% de su calidad. Digamos que este televisor se podría ver a menos de un metro de distancia si quisiéramos y se vería perfectamente bien.

batch_50 uhd

Por supuesto no vamos a comprar un televisor para verlo a un metro de distancia, ni un 65″ para verlo a 1,5 mt, según la calculadora de distancia que os dejo más abajo, pero esto hace que podamos meter un modelo más grande en un espacio que antes era impensable, porque íbamos a ver la pantalla con cierta falta de nitidez o borrosa.

Os dejo la mencionada calculadora de pulgadas y distancia. (aquí)

 

Los contenidos también son importantes

 

Imagina que vas a comprar un coche a un concesionario. Imagina que no vas a uno cualquiera, te quieres comprar un coche de alta gama. Llegas allí y probablemente el vendedor te va ofrecer probar el vehículo. ¿Donde te llevará a probarlo?, seguramente en una autovía abierta, en una zona donde puedas disfrutar de la conducción.

Pues esto mismo es lo que pasa en las tiendas cuando llegas y ves las demos tan espectaculares, estamos llevándote a esa prueba de vehículo en la autovía.
Volvamos de nuevo al concesionario, has comprado el coche y te metes en el centro de la ciudad en un atasco, sería muy absurdo volver al concesionario a decirle al vendedor, —”oiga, que no puedo meter sexta porque donde yo vivo es el centro y ahí la experiencia de conducción no es la misma que cuando me llevó por la autovía”.

En los televisores actuales, cuanto mejor sea el contenido que consumamos, más partido le vamos a sacar. Es cierto que estos modelos traen reescaladores que adaptarán imágenes de menor resolución, (a mas alto modelo de televisión, mejor lo hará), pero es importante que el contenido que consumamos vaya más allá de la simple TDT.

Y es que hoy día raro es no tener acceso a contenidos de calidad. Vivimos en una era de conectividad, el televisor que vayamos ha adquirir, tendrá seguro Smarttv, y nos permitirá conectarnos a plataformas de vídeo bajo demanda como Netflix, con sus streming en 4K y HDR, Amazon Prime Vídeo, al igual que la anterior también nos ofrece contenidos en 4K y HDR. YouTube, solo pon en el buscador 4K y entrarás en el paraíso de la calidad de imagen con sus vídeos.

Por otro lado si te gustan los vídeojuegos, tenemos plataformas como:
Xbox One S, una vídeo consola con HDR que reescalará a 4K los juegos, pero lo más importante es el tremendo reproductor bluray UHD nativo para disfrutar de tus películas en formato físico y verlas como jamás las has visto en el cine.
Xbox One X, si quieres ir un paso más allá y tener la consola más potente del mercado, donde te ofrecerá juegos en 4K HDR Nativos, esta es tu máquina, también con el reproductor UHD 4K HDR nativo y un sistema de audio espectacular, para los más sibaritas.
Playstation 4 Pro, si lo tuyo es Sony, Playstation 4 Pro sería la consola de vídeojuegos 4K (Checkboarding) aunque no poseemos reproductor bluray UHD, solo bluray (fullHD).

Además tenemos la televisión por cable, Movistar+, Vodafone, Orange… hay un gran surtido de compañías que ya ofrecen canales en 4K.
Rakuten, Microsoft a través de XBOX, Google, etc… nos permitirán también el alquiler de películas en 4K con una calidad de imagen y sonido bajo streaming, impresionante.

 

Ya no hay miedo a la gran pulgada

 

Por lo que has visto y has aprendido de este artículo, hoy día el límite lo pone el usuario, el espacio donde irá colocado el televisor y el bolsillo, porque ver un televisor 4K de 65″ con 2 metros será una inmersión total y no veremos pérdida alguna de la calidad de imagen.

Los contenidos que usemos serán importantes, pero ¿quien ve hoy día solo la TDT?, veremos películas, plataformas de vídeo bajo demanda, vídeojuegos, etc.. por lo que la variedad de esos contenidos también pueden determinar que necesitamos.

El límite lo pones tú.

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s